Moverse en Kioto

Cómo moverse en Kioto de una manera fácil y sencilla

Entender el transporte en Japón es una tarea complicada y te lo decimos por experiencia, pero te vamos a explicar todos los trucos para saber cómo moverse en Kioto.

Aunque nos lo habíamos mirado y pensábamos que íbamos preparadas, nuestra primera toma de contacto con el transporte público en Osaka fue un estrés máximo! Pero poco a poco te vas acostumbrando a la manera de pensar de los japoneses y lo vas entendiendo e incluso empieza a gustarte.

Kioto es una ciudad bien organizada, con un sistema de calles cuadricular, lo que hace que orientarse y moverse en Kioto sea relativamente fácil. Si te fijas en un mapa de Kioto, las calles principales que van de este a oeste están numeradas en orden ascendente de norte a sur. Por ejemplo, Nijo es la 2ª avenida y Shijo es la 4ª avenida. La calle principal que recorre la ciudad de norte a sur es Karasuma-dori y otra de las arterias principales que discurre de norte a sur es el río Kamogawa.

Llama la atención que una ciudad tan grande como Kioto tenga un transporte público un tanto pobre. Tan solo 2 líneas de metro, una densa red de autobuses y algunas compañías de tren. Así que alternativas como la bicicleta o caminar, son muy buenas opciones para moverse en Kioto.

Os vamos a resumir las diferentes maneras de moverse en Kioto, de una manera sencilla y clara; así como los pases y descuentos que existen en el transporte de Kioto.

 

Moverse en bus por Kioto

 

Existen muchas compañías de autobuses en Kioto y aunque en las oficinas de turismo dan un mapa en inglés de la red de autobuses, no es fácil moverse en Kioto con este transporte.

 ➡ En la Biblioteca Viajera tienes el mapa de autobuses de Kioto.

 

Justo en frente de la JR Kyoto Station se encuentra la estación principal de autobuses, donde paran los autobuses locales y también los autobuses de larga distancia de la compañía JR.

Para moverse por el centro de Kioto, los autobuses verdes (compañía Kyoto City Bus) son los más numerosos y los más útiles. En cambio, para acceder a los atractivos más alejados del centro, como Takao u Ohara, los autobuses rojos (compañía Kyoto Bus) son los más convenientes.

Según nuestra experiencia, los autobuses no son la mejor manera de moverse en Kioto. Suelen llenarse mucho, están influidos por el tráfico y puede ser complicado saber cuál es la parada donde hay que bajarse. A favor de este medio de transporte, es que puedes ir disfrutando de las vistas de la ciudad.

 

Cómo se paga en un autobús japonés:

Si nunca te has subido a un autobús en Japón hay 2 cosas importantes que tienes que saber: se entra por la puerta de atrás y se paga al bajarte del autobús, por la puerta delantera. La mayoría de autobuses que recorren el centro de Kioto, tienen una tarifa fija de 230 yenes. Para los autobuses que se dirigen a las afueras de Kioto, la tarifa irá subiendo a medida que van avanzando las paradas. Esto es muy importante que lo tengáis en cuenta porque al subir a estos autobuses tendrás que coger un papelito que te dirá en que parada te has subido para luego calcular la tarifa que tienes que pagar al bajarte (importe exacto). Si te mueves con alguna tarjeta de transporte como la IC Card (Icoca), tendrás que pasarla por la máquina al subirte y también al bajarte para que te descuente el importe correspondiente.

 ➡ No te preocupes por lo del importe exacto, en cada autobús hay una máquina que te da cambio.

 

Pases de autobús para moverse en Kioto:

 

Kyoto One Day Bus Card: este pase cuesta 600 yenes y te permite utilizar todas las veces que quieras la red de autobuses durante 1 día (no 24h). Sirve para el centro de Kioto y Arashiyama, pero cuidado que no están incluidos los autobuses rojos de la compañía Kyoto Buses que van a Takao y Ohara. Sale a cuenta si vas a coger el autobús 3 o más veces.

 

 

Moverse en metro por Kioto

 

Kioto solo tiene 2 líneas de metro: la línea Karasuma, que recorre la ciudad de norte a sur; y la línea Tozai, que la recorre de este a oeste.

 

Pases de metro para moverse en Kioto:

 

Kyoto Subway One Day Card: este pase cuesta 600 yenes y te permite viajes ilimitados en las 2 líneas de metro de Kioto durante 1 día (no 24h). Al igual que el pase de bus, sale a cuenta si se coge el metro 3 o más veces.

Kyoto Sightseeing Card: este pase combina los buses y líneas de metro de Kioto. Puede ser para 1 día (900 yenes) o para 2 días consecutivos (1700 yenes). Permite viajes ilimitados en las 2 líneas de metro y en los autobuses de las compañías Kyoto City Buses (verdes) y Kyoto Buses (rojos). Además este pase ofrece descuento en algunos atractivos de Kioto. Este pase merece la pena si se van a visitar los pueblos de Takao y Ohara, en el norte de Kioto. Ten en cuenta que en este pase no están incluidas las líneas de tren.

 

 

Moverse en tren por Kioto

 

Hay multitud de compañías de trenes y aquí es donde la cosa empieza a complicarse.

➡ En la Biblioteca Viajera también tienes el mapa de metro y trenes de Kioto.

 

Moverse en Kioto con el JR Pass:

 

Varias líneas JR pasan por Kioto, incluido el tren de alta velocidad Tokaido Shinkansen. Si dispones del JR Pass, te será muy útil para acceder a la zona de Arashiyama (Sagano Line) y a la zona sur de Kioto (Nara Line), con atractivos como Fushimi Inari y Uji.

Otras compañías de tren:

 

  • Hankyu Railway: es una de las líneas que conecta Kioto con Osaka. Es una buena opción para moverse por el oeste de Kioto y para llegar hasta Arashiyama.
  • Keifuku Railway: esta línea de tren circula por el noroeste de Kioto, siendo útil para visitar el Kinkakuji (Pavellón Dorado) y el templo Ryoanjji. Además es otra opción para llegar hasta la zona de Arashiyama.
  • Keihan Railway: es otra de las líneas que une Kioto y Osaka, pero por el sur de Kioto. Así que es una bueno opción para llegar a Fushimi Inari, Uji o Nara.
  • Eizan Railway: empieza donde termina la línea de Keihan Railway (Demachi Yanagi Station) y se dirige hacia el norte. Un desvío va hasta Kurama y el otro hasta Hieizan (Templo Enryakuji).
  • Kinketsu Railway: esta línea conecta Kioto con Nara.

 

 

Cómo se paga en el tren y el metro en Japón

 

No existe una tarifa fija. Cuantas más estaciones, más pagas.

A diferencia de otros países, donde para comprar el billete introduces en la máquina el nombre de la estación a la que te diriges y te indica el importe que debes pagar. En Japón lo complican un poco más.

Para saber el importe de tu recorrido tienes que fijarte en el mapa de las líneas de metro y tren que hay en la pared de las estaciones. Busca en el mapa la estación donde te vas a bajar y al lado del nombre viene indicado el importe que debes introducir en la máquina.

Pero ¿qué pasa cuando los nombres de las estaciones están escritos en japonés y no hay manera de enterarse de nada? Pues tienes dos opciones: dirigirte a la oficina de tíckets y comprar el billete directamente a la persona que te atienda, o comprar el billete más barato y una vez llegues a tu destino pagar la diferencia en las máquinas de reajuste de tarifa.

Otra opción mucho más práctica y cómoda, es utilizar las IC Cards o tarjetas de prepago.

 

 

 

Moverse en bicicleta por Kioto

 

La ventaja que tiene Kioto es que es una ciudad bastante plana, sin grandes subidas ni bajadas, lo que la hace perfecta para recorrerla en bicicleta. Siguiendo el dicho, allí donde fueres haz lo que vieres, nosotras, al igual que la gran mayoría de los kiotenses, nos movimos en bicicleta la gran parte del tiempo que estuvimos en Kioto.

Kioto está llena de sitios que alquilan bicicletas, sobre todo alrededor de grandes estaciones como en Kyoto Station. Los precios rondan entre los 1000 – 1500 yenes al día. También hay alojamientos que ofrecen alquiler de bicicletas por un precio menor, unos 500 yenes, o incluso gratis.

Una cosa que nos sorprendió es que los japoneses conducen un poco su aire y no respetan pasos de cebra ni líneas continuas, así que mucho ojo al conducir la bicicleta por sus calles. Otra cosa a tener en cuenta, es que no se puede dejar la bicicleta aparcada en cualquier sitio, sobre todo en el centro. La policía puede requisártela y tener que pagar una buena multa para recuperarla.

Te aconsejamos aparcar la bicicleta en los párkings acondicionados para ello. Además de éstos, existen párkings gratuitos en las inmediaciones de los templos y principales atracciones.

 

Para nosotras es la mejor manera de moverse en Kioto. Te permite perderte por los callejones de la ciudad, dependiendo del precio del alquiler es la manera más económica y, por supuesto, la más saludable!

 

 

Moverse en taxi por Kioto

 

Kioto es una de las ciudades japonesas con mayor concentración de taxis. Los encontrarás por todas partes, sobre todo en el centro. Nos sorprendió mucho la pulcritud de los conductores, vestidos con sus trajes de chaqueta y sus guantes blanquísimos.

Es una opción cómoda e incluso más económica si se viaja en grupo de 3 o 4 personas y se va a hacer una distancia corta-media. La tarifa empieza en los 650 yenes para los dos primeros kilómetros y va aumentando 80 yenes cada 300-400 metros recorridos.

 💡 Las puertas de los taxis japoneses son automáticas, se abren y cierran solas.

 

 

Moverse a pie por Kioto

 

Y por supuesto, la manera universal de moverse de un lugar a otro, a pie. Como hemos dicho antes, Kioto es una ciudad bastante plana, por lo que caminar por sus calles no supone un gran esfuerzo físico. Además, con su arquitectura tradicional, sus templos escondidos detrás de cada esquina y sus numerosos parques, sin olvidar el precioso río Kamogawa que la atraviesa, hacen de Kioto una ciudad perfecta para recorrerla a pie.

Para que no te dejes ningún recoveco sin visitar, una manera perfecta y muy amena de conocer la ciudad es mediante una excursión guiada.

 

 

Recuerda que la sanidad en Japón es muy cara, así que no te olvides de tu seguro de viaje. Nosotras viajamos con el seguro de Mondo y lo recomendamos 100%.

Por ser lector de abordodelmundo tienes un 5% de descuento

 

 Si estás planeando un viaje a Japón, esto te interesa!



Shares
Share This