Chinches: aprende a reconocerlos y deshacerte de ellos

Hasta antes de empezar este viaje, el único contacto que habíamos tenido con los chinches era un juego infantil en el que se tenían que cazar chinches con unas pinzas. ¿Os suena?

 

chinches

Fuente: todocoleccion.net

 

Nunca habíamos visto un chinche real y, mucho menos, nos habían picado. Una de las cosas que te da viajar es experiencia y ahora podemos decir que nos hemos vuelto unas expertas en chinches. Sabemos identificarlos, conocemos sus picadas y hemos aprendido a deshacernos de ellos.

Te vamos a dar todos nuestros consejos por si en unos de tus viajes te toca compartir cama con ellos, los chinches.

 

¿Qué es un chinche?

Un bicho asqueroso que pica de noche.

Si hablamos más científicamente, es un insecto que se alimenta de la sangre de otros animales, que se siente atraído por el calor y que es más activo de noche.

 

Cómo saber que ese bicho que corretea por las sábanas es un chinche:

Los chinches adultos miden unos 5mm, son de color rojo-marrón, su forma es ovalada y aplanada y no tienen alas. Podríamos decir que se parecen a las lentejas o a las semillas de las manzanas.

Las formas jóvenes son más difíciles de ver porque son traslúcidas y mucho más pequeñas.

 

 

¿Cuándo pican los chinches?

Como hemos dicho, los chinches son más activos de noche. Durante el día suelen estar escondidos en lugares oscuros, como grietas o pliegues de ropa. Al anochecer, se sienten atraídos por el calor que desprende el cuerpo humano y salen para alimentarse, es decir, a picarte.

chinches

 

Las picadas no suelen notarse al momento, ya que el chinche es muy considerado con su víctima y le inyecta anestésico a la vez que le succiona la sangre. Minutos u horas más tarde es cuando se empieza a notar el picor y la necesidad de rascarse.

 

 

¿Cómo son las picaduras de los chinches?

Los chinches pueden picar en cualquier parte del cuerpo y suelen pican varias veces, así que no te encontrarás una única lesión. Son picadas pequeñas y suelen estar agrupadas, a veces en forma lineal. Se produce un enrojecimiento de la piel y pican bastante. Dependiendo de la persona, pueden producir más o menos reacción.

⇒ Es importante saber que los chinches no transmiten ninguna enfermedad. Así que, aunque son incómodos, no son peligrosos.

 

 

Prevención y tratamiento de las picadas:

Por muy limpio que esté un alojamiento, puede haber riesgo de que haya chinches, sobre todo si es un lugar caluroso o es verano.

Si tienes sospechas de que puede haber chinches en tu habitación de hotel, te damos un par de consejos:

  • Revisa la cama, haciendo incapié en el somier y el cabezal. No te olvides de levantar el colchón y no busques solamente al chinche adulto. Si encuentras pequeños restos de excrementos o de sangre, muy probablemente habrá chinches.
  • No dejes tu ropa sobre la cama, ni en el suelo. Es mejor que la mantengas dentro de la mochila o colgada en perchas. Por supuesto, mantén las maletas o mochilas cerradas.

 

Las lociones antimosquitos no funcionan con los chinches. Si no hace mucho calor, la  mejor manera de prevenir que te piquen es dormir con pijama largo.

Una vez te han picado, no es necesario ningún tratamiento específico y las picaduras suelen desaparecer al cabo de 1 o 2 semanas.

 💡 hemos descubierto que el bálsamo de tigre va genial para quitar el picor.

Una cosa a tener en cuenta es que si te has rascado mucho y se ha producido una pequeña herida, debes de tener cuidado para que no se sobreinfecte.

 

 

Cómo evitar llevarte los chinches de vuelta a tu casa:

Es una de las mayores paranoias! ¿Se nos habrán metido los chinches en las mochilas? ¿Habrán puesto huevos?

Los chinches son muy difíciles de controlar y eliminar, así que no es ninguna tontería estar preocupado por si nos los traemos con nosotros de vuelta a casa.

Aunque no es fácil, los huevos de chinches se pueden ver a simple vista. Suelen medir 1 milímetro de longitud y son de color blanco. Tardan 1-2 semanas en madurar y nacer los nuevos chinches. Así que, revisa tu equipaje antes de volver a casa por si ves algún huevo.

A los chinches no les gustan las temperaturas extremas, así que una manera de acabar con los chinches y sus huevos es lavar la ropa y mochilas a altas temperaturas o dejarlas a pleno sol unas cuantas horas. Si tu viaje no ha sido a un país caluroso, no te preocupes. Otro sistema igualmente efectivo es congelar la ropa a -15 Cº durante 3 días.

 

Ahora ya sabes un poquito más sobre estos pequeños insectos. Esperamos que no se conviertan en tus próximos compañeros de viaje!

 



Shares
Share This