Terrazas de Yuanyang: Unas terrazas de arroz únicas.

Muy poca información hay en internet (en castellano)  sobre las terrazas de Yuanyang, pero lo que habíamos leído eran todo críticas muy positivas y las fotos acompañaban con bastante convicción.  Por su ubicación geográfica y su “dificultad” para llegar, suele quedar fuera de las rutas más turísticas en China, e incluso es desconocida por muchos a pesar de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Personalmente, somos muy “amantes” de los paisajes de terrazas de arroz. Hemos visto muchos y muy bonitos, así que queríamos comprobar por nosotras mismas, si las terrazas de Yuanyang son unas de las más bonitas del mundo. Y pudimos hacerlo. 

Lo primero que debes saber es que para ver las terrazas de Yuanyang hay que pagar una entrada de 100 yuanes, válida por 3 días. Pero esta entrada puedes no pagar y ver las terrazas igual. Sigue leyendo y te explicaremos cómo.

 

 

¿Cúal es la mejor época para ver las terrazas de Yuanyang?

 

La mejor época es sin duda Diciembre – Febrero, cuando las terrazas están inundadas de agua. Es un espectáculo único. Más allá de febrero, el arroz comienza a crecer, y lo que son miles de espejos sobre la ladera de la montaña, se convierte en una gigantesca alfombra verde. 

La niebla, tu gran enemiga. De Diciembre a Febrero encontrarás un paisaje espectacular, si la niebla te lo permite. Debes saber que en Yuanyang tienen una media de 200 días de nieba al año. Esta niebla a veces es generosa y te permite contemplar el paisaje, pero si no, no verás nada, ni un metro más allá de ti 

Nosotras estuvimos 3 días en Yuanyang del los cuales solo pudimos aprovechar uno. Es un riesgo que corres. Conocemos otros viajeros que se fueron de Yuanyang ¡ Sin ver nada!

 

Cómo llegar y salir de las terrazas de Yuanyang

 

LLegar a las terrazas de Yuanyang

Para llegar a las terrazas de Yuanyang tu primera ciudad de referencia es Xinjie.  Una vez en Xinjie puedes escoger quedarte allí, o coger una minivan hacia Duoyishu. En el apartado “Dónde dormir en Yuanyang” te explicamos las dos opciones. 

Desde Hekou a Xinjie: Si vienes desde la frontera con Vietnam (Lao Cai – Hekou) desde la estación de buses de Hekou sale dos buses a las 6:10 y a las 9:00h.

Es importante que cuando compres el billete de bus concretes que vas a Xinjie (Xinjie Zhen). El precio de este billete es de 58 yuanes/pax.

Si no concretas que vas hata Xinjie (Xinjie Zhen) el autobús te dejará en Nan Sha Zhen. Este billete cuesta 47 yuanes/pax.

En ninguna página encontramos esta información. Nosotras le dijimos a la chica de ventanilla que queríamos ir a Yuanyang. Efectivamente en el billete especificaba Yuanyang, pero por lo visto hay “dos paradas” para Yuanyang: Nan Sha Zhen y Xinjie Zhen. Por suerte, el conductor del bus nos ayudó y nos encontró un coche-taxi que por la misma diferencia de precio (11 yuanes) nos llevó hasta Xinjie.

Estos coche-taxi son nada más que coches o pequeñas furgonetas que se comparten (se llenan hasta los topes) para moverse entre las aldeas de la zona.  Más adelante verás que es el único modo de moverse en Yuanyan.

De Kunming a Xinjie: Desde la estación sur de Kunming salen tres buses hacia Xinjie a las 10:20h, 12:30h, 18:30h.  El precio es de 137 yuanes. Trayecto de 7-8h. Te recomendamos que certifiques esto en tu hostel en Kunming, ya que puede haber cambiado. 

 ➡ Si decides ir de Xinjie a Duoyishu, desde la entrada de la estación de buses de Xinjie salen las minivans o coches hacia Duoyishu. El trayecto son 15 yuanes/pax. 

 

Salir de las terrazas de Yuanyang

De Xinjie a Kunming tienes tres buses a las 9:30h, 12:30h y 18:30h. Son 137 yuanes y tarda unas 7-8h. 

De Xinjie a Shaxi sale un bus a las 16:30h. 

 

Dónde dormir en las terrazas de Yuanyang

 

Para establecer tu campo base tienes dos opciones: dormir en Xinjie y dormir en Pugao (Duoyishu).

Nosotras estudiamos las dos opciones y finalmente nos decantamos por la segunda. Te explicamos los pros y contras de ambas:

 ➡ Dormir en Xinjie: La ventaja de dormir en Xinjie es que es más barato,  tanto el alojamiento como los restaurantes (hay muchísima oferta local).  Lo malo es que estás lejos de la zona de las terrazas (16 km). Esto hará que o bien contrates un coche con conductor para ti solo y hacer toda la visita en un solo día;  o a depender de los coches-taxi. Algo que te puede jugar una mala pasada, ya que estos coches solo salen si se llenan, así que si no tienes con quien llenar todas las plazas, tendrás que pagarlas o esperar por horas. Y la vuelta es más complicada aún (lo explicamos más adelante). 

 ➡ Dormir en Pugao (Duoyishu): La ventaja de dormir en Duoyishu es que estás “a pie de terrazas”. De hecho Duoyishu es uno de los puntos con mejores vistas. Desde Duoyishu puedes hacer excursiones a pie (de unos 10 km) hasta los otros puntos clave como Bada o Laohuzui. Puedes fraccionar tu visita en dos días, haciendo dos excursiones muy recomendables.  Lo malo de dormir en Duoyishu es que los hoteles son caros y los restaurantes más.  La media de una habitación doble está en 18 EUR, y la cama en dormitorio compartido 6 EUR.  En Duoyishu no hay mucha oferta de restaurantes. Todos los hoteles o hostels hacen comidas pero a una media de 35 yuanes/pax (unos 4,5EUR) lo que es caro (para ser China).

A pesar de ser una aldea, hay muchísima oferta de hoteles en Pugao.

 💡 Recomedación abordodelmundo;

Encontramos un hotel de muy buena relación calidad/precio. Se llama Flowers Residence Inn. Tiene habitaciones dobles por 120 yuanes, que finalmente nos rebajó a 100 yuanes por estar dos noches. Además la comida está a precios razonables; 20 yuanes el plato (por ejemplo un arroz frito, o unos noodles), y el desayuno por 10 yuanes.

Está ubicado justo en frente el hotel más famoso de Pugao: Jackys GuestHouse.

La tercera noche la pasamos en el Jacky’s Guest House. Habitaciones compartidas pequeñas (4 literas) con buena limpieza. Tiene una terrazas con unas vistas espectaculares de las terrazas de Duoyishu.

Otras opciones buenas y económicas que vimos fue el Belinda Backpackers y el  Timless Hotel

 💡 Si quieres ver más en este enlace los tienes ya filtrados por la ubicación en las terrazas de Yuanyang.  💡 

Puedes consultar/reservar los hoteles recomendados pinchando en el nombre!!

 

Para comer en Duoyishu tendrás que rascarte el bolsillo. Prácticamente no hay restaurantes locales como tal. Lo más aconsejable es que comas en un hotel/hostel. Si te sirve, en el Flowers Residence (puedes verlos más arriba) los platos son algo más económicos que en otros, 20 yuanes. 

 

Cómo recorrer las terrazas de  Yuanyang

 

Toda la zona de las terrazas de Yuanyang está comprendida en un área de unos 30 km2. En toda esta zona hay diferentes pueblecitos donde vive la minoría étnica Hani.

Como hemos dicho al inicio hay que pagar una “entrada” para entrar a Yuanyang. Esta entrada son 100 yuanes /pax, válida por 3 días. También hay pase anual pero no creo que te interese.

De forma general hay cuatro grandes zonas para ver las terrazas de Yuanyang: Las terrazas de Bada , las terrazas de Duoyishu, las terrazas de Laohuzui y las terrazas de Qingkou.  Estas zonas tienen sus respectivos miradores oficiales.

 ➡ Pero si tu intención es no entrar a estos miradores y verlas desde otros puntos (cosa que hicimos nosotras) NO pagues la entrada.

Esto es importante saberlo. Nadie te va a pedir la entrada hasta que no quieras entrar a unos de los miradores. Así que cuando te subas en el coche que te lleve de Xinjie a Pugao dile al conductor que NO pare en la oficina de tickets. Unos viajeros nos explicaron que el conductor les obligó a “parar allí”. Si te obligan, aún así no pagues. Inventa una historia, dí que el dinero lo tiene un amigo tuyo en el hotel, que lo pagas mañana, lo que sea. Pero de verdad, no es necesario pagar la entrada.

 

 ¿Se pueden ver las terrazas de Yuanyang sin pagar la entrada?

 

Sin problema. En Pugao puedes ver perfectamente las terrazas de Duoyishu. Solo tienes que bajar a la plaza y tendrás unas vistas espectaculares. O asomarte a una de las terrazas de los hoteles (el Jackys’s tiene una de las mejores vistas). Puedes incluso bajar y recorrer las terrazas.

En Bada puedes ver las terrazas desde otros “miradores” gratuitos. Más adelante te lo explicamos.

En Laohuzui también puedes ver las terrazas desde otros puntos, aunque si bien es cierto, que este mirador tiene unas vistas que no tendrás sin o pagas. Más adelante te explicamos cómo nos colamos.

Y ahora que ya sabes que no hace falta pagar la entrada, vamos a ver cuales son las opciones para recorrer las terrazas de Yuanyang.

 

Ruta por las terrazas de Yuanyang

 

Básicamente hay dos formas de recorrer las terrazas de Yuanyang: en coche o haciendo trekking.  Vamos a ver las dos:

Visitar las terrazas de Yuanyang en coche:

Esta es la opción más cómoda pero también la más cara. Un coche con conductor que te lleve a los diferentes miradores (y que para por alguna de las aldeas también) te saldrá por 300 yuanes (38 EUR). Como ves, no es nada barato. Nosotras opinamos que si no has pagado la entrada NO vale la pena pagar un conductor que te lleve a “miradores gratuitos”.  Ya que si no pagas, lo interesante es caminar entre las aldeas y descubrir las terrazas en el camino.

 

Trekking en las terrazas de Yuanyang

Esta la opción más barata, la más interesante pero también la más agotadora (la que escogimos nosotras). Se trata de llegar a los miradores de Bada y de Laohuzui caminando.

Antes de continuar te diremos que hacer los dos miradores caminando el mismo día es imposible a no ser que seas un mega crack y hagas más de 30 km caminando un solo día (con algunas subidas buenas).

Si tienes tiempo lo ideal es fraccionarlo en dos días. Un día hacer la excursión de Pugao (Duoyishu) a Bada, y segundo de Pugao a Laohuzui. En el hostel/hotel te daran un mapa. Ambos tienen el sendero marcado y es fácil seguirlo.  El MapsMe te ayudará mucho en caso de duda.

 💡 Esto fue lo que hicimos nosotras:

Trekking de Duoyishu (Pugao) a Bada ; Pugao – Shengcun – Malizhai – Bada – Quanfuzhuan – Daytutang

Esto se traduce en 18 km de ruta a pie. Aunque son muchos kilómetros, buena parte de ellos transcurre en llano, ya que de Pugao hasta Shengcun son 10 km por carretera empedrada.

De Shengcun hasta Bada es la parte más bonita. No solo por las espectaculares vistas de las terrazas de arroz, sino porque pasas por diferentes aldeas y ves un poco la vida rural de los Hani. Todos vestidos con sus ropas típicas.

De Bada a Quanfuzhuan sigue siendo precioso pero no tan espectacular como las anteriores. La subida hasta la carretera, donde está Daytutang, es considerable.

En este punto, teníamos la esperanza de encontrar algún coche-taxi que nos llevara hasta el segundo punto  Laohuzui. Ya que no teníamos alma de caminar otros 8 o 9 km. Además las horas de sol se nos acaban y no queríamos que se no hiciera oscuro en medio de un camino forestal.

Caminamos la carretera en dirección Laohuzui pero no encontramos ningún coche-taxi en el que subirnos. Intentamos para un par de coches sin éxito, hasta que una pareja de locales (de la etnia Hani) nos paró. Ellos también iban a Laohuzui.

Las terrzas de Laohuzui: Aquí comenzó algo que podría haber salido muy mal…

Esta pareja Hani nos llevó hasta Laohuzui. Nos paró en el mirador gratuito para que tomaramos unas fotos. Insistían en que subieramos con ellos hasta Laohuzui (aunque nosotras nos queríamos quedar allí) ya que nos “invitaban a comer”. Decidimos ir con ellos. El caso es que llegamos al acceso del mirador de pago de Laohuzui. Nuestra cara era un poema ya que obviamente no teníamos las entradas. Temíamos que alguien se acercara a pedirlas (los chinos son muy así).

El caso es que esta pareja acaba de abrir un pequeño restaurante en la entrada de mirador. ¡Ahora entendíamos por qué quería que fuésemos a comer con ellos!

Una vez allí, gracias al idioma de signos y al google traductor, ella y una amiga suya más nos hizo entender que el mirador de pago era caro (cosa que ya sabíamos) y que había un camino local que te llevaba a un mirador donde no tenías que pagar.  El peaje a pagar para llevarnos por ese camino era de 30 yuanes entre las dos ( 20 yuanes para la que nos había traído, que como veis, tampoco nos trajo gratuitamente, y 10 para su amiga que se unió por la cara). El caso es que habiéndonos ahorrado 200 yuanes de las entradas, nos pareció bien pagarles 30 y acceder a ese “mirador secreto”.

Ellas nos guiaron a través del pueblo hasta llegar a un camino por la montaña. Y 50 metros más allá, nos encontramos dentro del mirador de pago. Es decir, lo que nos habían enseñado era el camino que usan los locales para colarse en los miradores. Lo usan para entrar a vender souvenirs a los turistas.   Este atajo te deja a mitad de camino entre la entrada principal y el mirador 2.  Antes del mirador 2 pasas por el mirador número 1.

Pensamos: perfecto!. Comenzamos a bajar el camino hacia el mirador, cuando un señor (sin ningún tipo de uniforme) se nos acerca y nos pide las entradas. Como iba sin uniforme pensamos en pasar de él, pero llevaba la máquina agujereadora sedienta de entradas. El tipo se puso delante nuestro exigiendo las entradas.

Imaginar nuestras caras en ese momento. ¡Cómo íbamos a salir de ésta!!  Por el Google Traductor le dijimos que habíamos tirado las entradas una vez pasada la entrada principal. Pero el tío nos echaba a la vez que comenzaba a llamar por teléfono. Mal asunto….Justo en ese momento, cuando insistíamos al hombre en que nos dejara pasar, llegó una pareja de chinos que hablaban inglés (¡¡aleluya!!) y nos preguntaron si nos podían ayudar.

Les dijimos que como ya habíamos pasado la entrada principal (cosa incierta obviamente) que habíamos tirado la entrada hacía unos metros y que ahora este señor nos las pedía. Esta pareja nos dijo que quizás enseñando nuestra identificación nos podían dejar pasar, ya que cuando compras la entrada das tu nombre y pasaporte. Así lo podrían comprobar. Uhhh no era una buena opción tampoco.

El señor de la máquina agujereadora seguía hablando por teléfono, y se lo pasó al hombre de la pareja que nos ayudaba, quien se supone que le estaba explicando la situación a alguien de arriba. En ese momento pensamos que la mejor opción era huir y salir por el mismo camino por el que habíamos entrado. Ir a buscar a las mafiosas Hani y pedirles el dinero. Cuando ya estábamos en el punto de huida, el señor colgó el telefono y nos dijo: “Ok Ok podeis entrar”. Uff, nos ha ido de muy poco.  No estuvimos tranquilas hasta que estuvimos fuera del recinto.

Aunque la verdad, las vistas valen mucho la pena, y en Laohuzui no son las mismas que desde los miradores gratuitos.

El segundo gran problema vino para volver de Louhuizi hasta Xinjie sin tener nada apalabrado de antemano. Al haber llegado sin coche privado, a la salida no había ningún coche-taxi para volver. Todo eran coches privados de otros turistas que han pagado bastante por hacer el tour. Cuando nos temíamos lo peor, nos encontramos con dos chicos franceses que estaban en nuestro mismo hotel, y nos unimos en su coche.

Pagamos 25 yuanes/pax. Es bastante más caro de lo que vale ese trayecto. Pero a esas horas, nadie te va a coger por menos. Así que cansadas ya de los kilómetros y lo sustos, pagamos para volver “a casa” sanas y salvas.

 

¿Vale la pena ir a ver las terrazas de Yuanyang?

En nuestra opinión las terrazas de Yuanyang valen mucho la pena, pero es cierto que están un poco alejadas de las rutas más turísticas. Quizás por eso también tiene más encanto! No solamente irás a ver las terrazas de Yuanyang, la riqueza étnica de esta zona es única. Puedes visitar aldeas como las aldeas “mushroom village”, construidas con casa con cierto parecido a una seta, visitar algún mercado, y disfrutar fotografiando cada rincón. 

¿Estás planeando un viaje a China? Sigue descubriendo toda la información que tenemos de este país en la Guía para viajar a China 2018 y visita la Biblioteca Viajera, donde podrás descargarte mucho material práctico que te ayudará a organizar tu viaje.

 

Muy importante! No te olvides de contratar un seguro de viaje. Nosotras utilizamos y recomendamos los seguros Mondo.

Por ser amig@ de abordodelmundo tienes un 5% de descuento al contratar un seguro de viaje con Mondo



Shares
Share This