Las experiencias más desagradables en India: lo que nadie te va a contar.

intocables

Las experiencias más desagradables en India: lo que nadie te va a contar.

En este post, vamos a contarte las 13 experiencias en India más desagradables que vas a vivir, esas que nadie publicaría en un blog de viajes…

No siempre tiene que gustarte un país. Viajar no solo implica contemplar paisajes y monumentos, también implica observar, aprender otras costumbres y contrastar tus prejuicios con los de la gente local. Pero la balanza no siempre va a ser positiva. No hay que forzarse a decir que un país te ha encantado o que no era lo que esperabas. Puedes tener una mala experiencia y eso no te hace menos tolerante o “menos aventurero”.

Este es el caso de la India. Todas las personas con las que nos hemos cruzado, lleven dos semanas viajando u ocho meses, coinciden en lo mismo, puedes querer y odiar a la India al mismo tiempo. Y es cierto,  aunque la tónica general es que la balanza se acaba decantando hacia el lado negativo.

India es un país difícil mentalmente hablando, es caótica, es sucia, injusta, dura,… Click Para Twittear

India es el paraíso del viajero que busca un gran choque cultural, y situaciones surrealistas, pero una pesadilla para el viajero que busca unas vacaciones relajadas.

Como siempre se habla de las maravillas de los países, y se hacen listas sobre todas las cosas que no te puedes perder de un país, pero nadie hace listas de las cosas desagradables que te vas a encontrar y que pueden hacer que quieras volver a casa a los tres días.

Así que vamos a hacer algo diferente y te explicamos los hechos reales  por los que no queremos volver a India (y eso que ya hemos  estado tres veces)…

Antes de comenzar, también hay que puntualizar que la India es muy grande y algunas de las cosas que leerás a continuación no son comunes a todos las regiones. Por ejemplo, las zonas rurales de montañas o del sur,  no son tan caóticas, sucias y ruidosas, pero son las menos.

⇒Aquí, va la lista de las experiencias en India más desagradables y que van a chocar radicalmente con tu visión occidental del mundo.⇓

  1. La India es exageradamente sucia. Depende de la tolerancia de cada persona a la suciedad, pero puedes pasarte las vacaciones sin cambiar la expresión de asco en tu rostro. Las calles de las grandes ciudades turísticas como Delhi o Varanasi entre otras, están muy sucias. Es casi imposible encontrar papeleras o contenedores de basura (estos últimos no existen). La basura se acumula en montañas en cualquier rincón de la calle.  Y eso son las ciudades turísticas, otras ciudades no turísticas en las que hemos estado son indescriptibles…
  2. Pobreza y miseria. Esto ya lo habrás oído, pero es verdad. Prepárate para ver niños desnuditos y sucios durmiendo en el suelo. Familias viviendo en un trozo de plástico en cualquier esquina. Malnutrición severa, etc…Si eres un poco sensible te va a afectar. Y peor aún, esos niños semidesnuditos y malnutridos te seguirán para pedirte unas pocas rupias. Y no se las darás porque si le das una rupia a uno, te aparecerán cinco niños más con sus madres para pedirte más (y con justificación), y te sentirás agobiad@.  Te sentirás mal, porque en ocasiones tendrás que “echarlos” o evitarás que te toquen por el aspecto enfermizo de su piel, es una difícil realidad.
    intocables

    Intocables

  3. La India es el país donde el ser humano pierde su dignidad. Posiblemente te encuentres con alguna situación en la que tu concepción occidental de la dignidad humana choque frontalmente con lo que los indios entienden por dignidad. Cualquier persona en situación de desamparo extremo (normalmente de la casta más baja) será repudiada por el resto de conciudadanos, en ocasiones de forma muy despectiva, sobre todo por parte de las clases superiores. Podrás ver personas con las dos piernas amputadas caminando simplemente con las manos (con chancletas en la manos) ,sucias, con delgadez extrema, piojos, etc., pidiendo limosna, o intentando llegar a algún sitio. Esta persona en lugar de ser ayudada será ignorada o tratada como un perro callejero, o peor aún, porque a los perros a veces les tiran comida o incluso los tocan. A nadie le importa lo que le pase al otro.
  4. Mujer en la India. Prepárate para ser repasada de arriba abajo, a las miradas lascivas, a los que se te acercan para ligar, y que alguno en alguna multitud aproveche la ocasión para tocar. La India no es peligroso para la mujer extranjera pero sí es muy incómodo. Los indios difícilmente aceptan un NO por respuesta, e insistirán hasta que tengas que alzar la voz,  gritarles, empujarles o cualquier cosa. Están acostumbrados a tratar a sus mujeres fatal y que ellas no rechisten, así que hazles entender de cualquier forma que una mujer no es un objeto.violencia de género
  5. Engaño y estafa contínua porque el dinero es lo primero.  En las rutas más turísticas la bienvenida no es al turista, sino a su dinero. Tú como viajero, da igual si no tienes un duro o si estás forrado, eres visto como un cajero automático y objetivo a exprimir económicamente hablando. Por eso serás engañado y estafado contínuamente. La amabilidad y el colegueo son totalmente interesados, y dejan de ser tus amigos cuando no consiguen las esperada “propina”.  Un consejo, siempre que quieras preguntar un precio, una dirección o cualquier cosa, busca una mujer y pregunta, son infinitamente más honestas que los hombres.
  6. La mafia de los conductores de tuk tuk. Estos seres humanos pueden llegar a generar ira en ti. Y se convertirá en ira anticipatoria cada vez que tengas que acercarte a negociar un tukuk. En las salidas/entradas de las estaciones de tren o sitios turísticos se organizan en mafia. Si negocias con uno pero dejas la negociación para ir con otro comenzará una agresiva discusión o pelea, se adelantarán para decirle al resto que no te bajen el precio. Aquel que acepte un precio razonable (aún así mucho más de lo que realmente es) será increpado por los demás conductores. Por ejemplo, para un trayecto de 80 rupias podrán pedirte 500 o más, sin pestañear, como es el caso real de los tuk tuk en Agra (ciudad del Taj Mahal).
  7. Alto riesgo de atropello. Tienes que caminar con alerta máxima. Existen las normas de circulación pero nadie las cumple. Apenas existen paso de peatones y los coches NO paran ante tu presencia. Quizás tengas que cruzar autopistas o grandes avenidas jugándote la vida. Ojo con esto.
  8. Alto riesgo de accidentes de circulación. Si puedes, nunca hagas un trayecto en autobús indio. Da igual si es superdeluxe o una cafetera con ruedas. La conducción es imprudente, negligente y muchísimos adjetivos más. Hay muchísimos accidentes de bus en India, y no me extraña. Es jugarse la vida.
  9. Ruido y polución. Los coches, los tuktuk, los camiones y todo vehículo que tenga claxon, lo hará sonar ininterrumpidamente. La contaminación acústica es brutal. Llegarás al hotel y el ruido del ventilador te parecerá música celestial para tus oídos.
  10. Vacas y sus heces. Las vacas en la India campan a sus anchas por todos sitios, y sus heces y meados también.  Cuidado con algunas vacas y toros, en general son mansos pero yo me llevé una cornada gratuita de una que pude esquivar ágilmente.  Las mierdas son enormes y dejan las ciudades infestadas. Esto hace que las infecciones estén a la orden del día.
  11. Perros callejeros maltratados: Hay muchísimos perros callejeros pero lo peor de todo es la forma en que los maltratan. Para amantes de los animales como nosotras, se hace complicado que te guste un país que trata de esa forma sus animales.
  12. Falta de educación: la fragmentación social en la India es abismal. Por lo tanto, fuera de la clase alta donde son muy amables y educados, el resto es la ley de la selva: el más fuerte gana. Esto se traduce en que para hacer una cola tendrás que dar codazos, aunque sea una anciana que intenta quitarte tu sitio en la cola. Llegarás a la ventanilla y tendrás una montaña de indios encima. Olvídate de tu espacio personal, en India no existe. En las estaciones de tren pasa lo mismo. Si es por coger el tren, pasarán por encima de ti sin vacilación. Mientras tu esperas educadamente a que salga primero la gente del vagón, ellos intentarán subir aunque tengan que echar abajo la puerta.
  13. En la India donde caben 5 caben 12. Si coges un transporte compartido lo llenarán hasta batir el Récord Guiness. Sea un tuk tuk, un bus o un taxi, tu espacio se verá reducido al mínimo, así que si tienes claustrofobia tendrás que subir tu presupuesto y no compartir.

Podríamos seguir con algunas más, pero no queremos desanimarte demasiado. Solo queremos que conozcas una realidad que pocos te van a vender, porque si fuésemos una agencia de viajes jamás publicaríamos algo así. Pero somos viajeras como tú, y esto es como tomarse un café con un/a amigo/a y que te expliquen la experiencia.

Hay personas que dicen que a India hay que ir una vez en la vida. Nosotras somos de la opinión de que habría que ir una vez en la vida a todos los países del mundo. No hay país mejor que otro, todos tienen su personalidad especial. Hay que viajar, sin más. Pero viajando y disfrutando del viaje. Si crees que un país va hacer que te lleves una mala experiencia, el mundo es muy grande!!!

Si quieres saber más sobre nuestra experiencia en la India, o hacer alguna de las rutas que hemos hecho en este país, sigue leyendo!!



Pin It on Pinterest

Shares
Share This