Diarrea del Viajero

diarrea del viajero

Diarrea del Viajero

Los viajeros se pueden dividir en 2 grupos: los que han padecido una diarrea del viajero y los que la padecerán.

Y es que la diarrea del viajero es la enfermedad más frecuente que puede ocurrir en un viaje y aunque no suele ser un cuadro grave, puede llegar a serlo sin un tratamiento adecuado.

Empecemos por definir que es la diarrea del viajero.

 

Es un cuadro caracterizado por 3 o más deposiciones al día y las heces, frecuentemente, son líquidas. A menudo se puede acompañar de: náuseas o vómitos, distensión, dolor o calambres abdominales, urgencia por ir al lavabo. En casos más graves puede aparecer moco o sangre en las heces y fiebre.

La causa principal es la sobreinfección del tracto digestivo por algún germen, principalmente bacterias aunque en ocasiones los causantes pueden ser parásitos o virus.

Según el dicho, la mejor defensa es un buen ataque, pues en este caso no! La mejor defensa es una buena prevención.

 

PREVENCIÓN DE LA DIARREA DEL VIAJERO:

  • Lavarse las manos antes y después de comer
  • No comer alimentos crudos
  • Evitar las ensaladas (a no ser que hayáis lavado vosotros mismos las hortalizas)
  • Pelar la fruta o lavarla adecuadamente
  • Evitar las bebidas con cubitos de hielo
  • Beber agua embotellada o tratarla correctamente (incluso utilizarla para lavarse los dientes)

Muchas veces es difícil llevar a cabo todas estas recomendaciones, ya sea por descuido o porque el calor aprieta y ese zumo fresquito tiene muy buena pinta o porque la comida de ese puesto callejero huele muy bien!

Así que, sin más preámbulos, vamos a entrar en el manejo y tratamiento de la diarrea del viajero.

 

TRATAMIENTO DE LA DIARREA DEL VIAJERO:

Las dos premisas más importantes son: el reposo y una correcta hidratación.

Así que olvidaros de tomaros antidiarreicos de entrada!! No os lo aconsejo.

Aunque en esta vida todo es relativo y si, por exigencias del viaje, os tenéis  que pasar 12 horas en un autobús, entonces sí estaría indicado.

 

Primero de todo haré hincapié en el tratamiento sin medicamentos, que son las primeras medidas que hay que tomar en el manejo de la diarrea del viajero y con ellas, normalmente, se resuelven la gran mayoría de los casos.

Prevención del contagio.

Es importante evitar que tus compañeros de viaje corran la misma suerte que tú (necesitas que alguien te cuide), así que procura no compartir objetos personales como toalla, cepillo de dientes, botellas de agua, cubiertos, etc.

Reposo

Tu cuerpo necesita recobrar energía.

Hidratación

Es el punto más importante del tratamiento de la diarrea del viajero.

Debes reponer todo el líquido que estás perdiendo en las deposiciones. Y no solo hay que reponer líquido, sino también electrolitos.

Existen preparados de suero oral en el mercado, pero también puedes hacer uno tú mismo con 1 litro de agua potable, 2 cucharadas soperas de azúcar y una cucharadita de postre de sal. Lo que debes recordar es que no puedes rehidratarte solo con agua! Los electrolitos son muy importantes!!

Se deben ingerir pequeñas cantidades de líquido frecuentemente a lo largo de todo el día. Una manera de saber si estás bebiendo suficientes líquidos es fijándote en la orina. Si se orina menos y es muy concentrada es que es necesario reponer más líquidos.

Dieta astringente.

Como he dicho antes, el cuerpo necesita recobrar energía, así que una dieta suave y astringente es lo más adecuado.

⇒CONSEJO: fijarte en la consistencia de tus heces te ayudará a saber qué comer. Me explico: si tus deposiciones son líquidas, te conviene comer zumos o caldos. Si, por el contrario, son pastosas o sólidas mejor comer purés o arroz hervido o pollo a la plancha. Los plátanos, además de ser astringentes, también son una buena fuente de potasio.

Sobretodo evitar comidas abundantes, picantes y bebidas alcohólicas.

 

USO DE MEDICAMENTOS EN LA DIARREA DEL VIAJERO:

Básicamente, hay 4 tipos de medicamentos que te pueden ser útiles en el tratamiento de la diarrea del viajero.

⇒Antidiarreicos:

    • La loperamida (FORTASEC) es un agente inmovilizante, favoreciendo la absorción de líquido de las heces al ralentizar el tiempo de tránsito del intestino.

No se recomienda tomarlo durante más de 48h.

    • El racecadotrilo (TIORFAN) actúa disminuyendo la hipersecreción de agua y electrolitos en el intestino. Se recomienda más su uso al no actuar sobre la movilidad intestinal.

No se recomienda tomarlo durante más de 7 días.

OJO! A no ser que se combinen con un antibiótico, no se deben utilizar los antidiarreicos si existe fiebre o sangre en las heces porque podría empeorar el cuadro.

 

Antibióticos: están indicados cuando aparece fiebre (>38ºC) o sangre o mocos en las heces. El antibiótico de elección es el Ciprofloxacino 500mg/12h y con 5 días de tratamiento suele ser suficiente.

Recuerda, que si se combina con un antidiarreico, se debe tomar primero el antibiótico.

Antieméticos: si existen náuseas o vómitos acompañantes, puede ser de utilidad el uso de estos fármacos para evitar aumentar las pérdidas de líquidos y asegurar una correcta rehidratación.

Analgésicos: ocasionalmente puede ser necesario el uso de analgésicos para tratar los dolores y calambres abdominales.

Resumiendo, la diarrea del viajero es un problema de salud muy frecuente, que en la mayoría de los casos no representa gravedad y que suele resolverse en unos 4-5 días con una correcta rehidratación y un poco de reposo.

Si queréis ampliar información os recomendamos la Unidad del Viajero del Hospital Carlos III de Madrid.

Recuerda que en nuestra sección Salud del Viajero encontrarás información práctica sobre enfermedades y vacunas internacionales.



Pin It on Pinterest

Shares
Share This