Conociendo Colabora Birmania en Mae Sot

Conociendo Colabora Birmania

Conociendo Colabora Birmania en Mae Sot

Mae Sot se convirtió en el sitio donde hemos estado más veces en nuestro viaje y te preguntarás qué tiene esta ciudad de Tailandia, junto a la frontera de Myanmar, para que la hayamos visitado en 3 ocasiones. Pues, porque después de entrar y salir de Myanmar por esta ciudad fronteriza, nos decidimos a volver una vez más para visitar los proyectos de Colabora Birmania. Una fundación Española que ayuda a la población birmana que se ha visto obligada a huir de su país y refugiarse en la vecina Tailandia. Su objetivo se centra, principalmente, en esa parte de la población más vulnerable, los niños.

 

¿Cómo conocimos Colabora Birmania?

 

Desde que nos subimos al avión ese 20 de Abril de 2017, no solo nos ha movido la curiosidad de conocer el mundo geográficamente hablando. También nos mueve la inquietud de conocer otras realidades, otras culturas y otras maneras de vivir la vida. Desgraciadamente, algunas de esas realidades son situaciones de injusticia y desigualdad social.

Un claro ejemplo, son los refugiados birmanos en Tailandia. Muchos de ellos están en situación ilegal y sus hijos, algunos ya nacidos en Tailandia, no son reconocidos como ciudadanos tailandeses ni tampoco como ciudadanos birmanos, por lo que su futuro es incierto.

La precariedad en la que viven estas familias, junto con su situación ilegal, hace muy difícil que los niños puedan acceder a una escolarización. Para sobrevivir, muchas familias se ven obligadas a que sus hijos trabajen también, quedando su educación en un obligado segundo plano. 

 

Javier, uno de los fundadores de Colabora Birmania, nos explica todo esto mientras visitamos 2 de los proyectos de la fundación, la Guardería Chicken School y la Escuela Km 42, dedicada a la educación primaria.

 

Nos asombra la cantidad de proyectos que han llevado a cabo des del año 2009, cuando se fundó Colabora Birmania. No solo en el campo de la educación, también en la mejora de las infraestructuras y los servicios, como la creación de un equipo médico móvil, que ha permitido acceder a la sanidad a las poblaciones más alejadas o con menos recursos.

Javier es recibido por multitud de sonrisas y un sinfín de Mingalabas (hola en birmano). Los niños y niñas nos miran con curiosidad y asombro, mientras no dejan de saltar, gritar y jugar. Hemos llegado a la hora del recreo!

 

Educación, seguridad y legalidad

 

Desde Colabora Birmana, no solo se les da una oportunidad de aprender y desarrollarse. También se les ofrece un lugar donde están seguros mientras sus padres trabajan, ya que muchos vagan por las calles, pudiendo ser detenidos por la policía o raptados por las mafias (tráfico de seres humanos y/u órganos). Esa es la terrible situación!

Mediante la escolarización reciben un permiso temporal de identidad, legalizando su situación en Tailandia. Además, en la escuela reciben una comida completa al día, siendo la única comida para algunos de ellos. 

 

 

Hoy Javier aprovecha para despedirse, ya que después de todos estos años realizando el trabajo de campo, toca volver a casa. Pero no para descansar! Nos explica su nuevo proyecto, Second Life Soap.

Su objetivo, reducir la mortalidad infantil debido a la falta de medidas de higiene. Para ello reciclan los restos de jabón no utilizados en los diferentes hoteles que participan en este proyecto. De esta manera, se reutiliza el jabón y se generan menos residuos. Este pequeño gesto ayuda a salvar muchas vidas!

 :arrow: ¿Eres un hotel y no conocías este fantástico proyecto? Entra en su web e infórmate de cómo puedes participar.

 

 

¿Cómo puedes ayudar a Colabora Birmania?

 

La fundación no dispone de programa de voluntariado, pero si alguna vez te pasas por Mae Sot, estarán encantados de enseñarte sus proyectos. Nosotras lo hicimos y lo recomendamos al 100%.

Si quieres saber más sobre el trabajo que lleva a cabo Colabora Birmania y te animas a poner tu granito de arena, entra en su web y encontrarás toda la información necesaria.

Puedes hacerte socio o realizar algún donativo, apadrinar a un niño, realizar algún evento benéfico para recaudar fondos, hacer regalos solidarios o comprar algún souvenir.

 

Pero aunque no decidas realizar nada de eso, yo ya me quedo contenta con haberte abierto la mente a una situación desconocida para los que vivimos cómodamente en nuestro país, ajenos al sufrimiento y la miseria que hay en algunas partes del mundo.

Deja tu huella!

 

 :idea: ¿Estás buscando voluntariados? Pues esto te interesa…