abrasiones

¿Accidente en moto? Cómo curar abrasiones

Es verano, hace calor y pensamos que no nos va a pasar nada encima de la moto que acabamos de alquilar. Voy a la playa, así que ni se me pasa por la cabeza ponerme manga larga ni calzado cerrado. El casco ¿Lo llevas??? Como médico que soy, tras cruzarme con un número considerable de turistas con los brazos y piernas vendados por caída de motos y conocer a una pareja de accidentados con alguna dificultad para curarse las heridas, decidí escribir este post para explicar 4 conceptos básicos sobre cómo curar abrasiones.

Pongámonos en el supuesto que acabas de descubrir que caídas de moto y gravilla no son una buena combinación. Con suerte, en el accidente solo te habrás hecho un par de rasguños o heridas, utilizando un lenguaje más técnico, abrasiones.

Una abrasión es una herida superficial que se produce cuando la piel roza con una superficie áspera. La gravedad de la lesión dependerá de la extensión de la herida y de la fuerza del impacto, ya que en este caso se asociará mucha más inflamación a la zona y la curación será más lenta.

Suelen ser heridas muy sucias con presencia de cuerpos extraños (restos de tierra, vegetales, incluso asfalto), lo que hace que la probabilidad de sobreinfección sea alta.

 

Primeras curas de las abrasiones:

 

Cuanto más tardes en limpiar la herida, más probabilidad de que se infecte.

  • Lavado abundante: lo primero y más importante, es una buena limpieza de la herida. Se debe retirar cualquier suciedad visible y lavar abundantemente con agua y jabón. Dependiendo de la extensión de la herida, este proceso puede ser doloroso.
  • Desinfección: después de la limpieza conviene aplicar un desinfectante, tipo povidona yodada (Betadine) o agua oxigenada.

 

Abrasiones Primeras Curas                  Abrasiones Primeras Curas

 

 ➡ Importante: no debe aplicarse repetidamente este tipo de desinfectantes. Esto es debido a  que son productos muy abrasivos y dañan las células encargadas de la cicatrización, con lo que retrasan la curación de la herida.

 

 💡 ¿Llevas material para curarte? En nuestra entrada sobre cómo preparar el botiquín de viaje tienes una lista rápida, clara y práctica de lo que deberías incluir. 

 

¿Tapar la herida o dejarla al aire?

 

Va a depender de la extensión de la herida.

Si la herida es pequeña y estamos en un lugar limpio, podemos dejarla al aire para que se seque y cure más rápido. En heridas grandes es aconsejable taparla hasta que se forme la costra, para evitar una sobreinfección.

Es importante proteger cualquier herida de la suciedad y los rayos solares. Tapándola con una prenda de manga larga o con un pequeño apósito será suficiente. Por la noche retirar el apósito y dejar que la herida “respire” para favorecer el secado y la formación de la costra.

Si el apósito se ha quedado pegado a la herida, no se debe arrancar porque podríamos llevarnos el tejido de cicatrización. Mojando el apósito con agua, se desprenderá suavemente, evitando así producir más daño.

 

Cada cuanto curar la herida:

 

 💡 “Cuanto menos se toque una herida,

menos probabilidad de que se sobreinfecte” 

 

Primero de todo, lavarse las manos antes de realizar cualquier cura de una herida.

Por regla general, se harán las curas de la herida una vez al día. Éstas consisten en limpiar la herida con una gasa con suero y secarla adecuadamente. Una vez se haya formado la costra, no está indicado continuar con dicha cura.

 

abrasiones

               Aparición de costra

 

En fases iniciales y en abrasiones grandes, existe una secreción de líquido seroso, que en ocasiones puede ser abundante, obligándonos a cambiar el apósito más a menudo.

Si el apósito se mancha o se moja, debemos cambiarlo y colocar uno limpio.

No se deben aplicar cremas ni ungüentos, ya que eso haría que se macerara la herida, es decir estuviera húmeda, retrasando la cicatrización. Solo se deberían aplicar si nuestro propósito es precisamente éste, reblandecer la herida para que expulse la suciedad incrustada. Bajo mi punto de vista, solo aplicaría cremas en la herida si te lo prescribe un profesional.

 

Evolución de las abrasiones:

 

Una vez se haya formado la costra, hay que evitar baños prolongados para que no se reblandezca y se retrase la cicatrización.

La costra irá cayendo sola, no debemos arrancarla. La piel que aparecerá debajo de la costra, es una piel nueva, más fina y mucho más delicada que la piel normal, por lo que hay seguir cuidándola y protegiéndola de rozaduras y de la exposición solar. Debemos hidratar bien la nueva piel con vaselina, cremas o aceites. No debe darle el sol para que no quede una cicatriz hiperpigmentada, es decir, oscurecida.

 

abrasiones

              Costra desprendiéndose

 

Las abrasiones pequeñas suelen evolucionar sin complicaciones y curar en pocos días, dejando una mínima cicatriz. Las abrasiones más grandes pueden llegar a tardar en cicatrizar 2-3 semanas y suelen dejar cicatrices más marcadas.

 

Signos de infección de las heridas:

 

Como he dicho antes, en fases iniciales, las abrasiones pueden segregar líquido amarillento, llamado líquido seroso o plasma. Esta secreción es normal y no debe confundirse con pus. A medida que vayan pasando los días y la herida se seque, la secreción de líquido seroso irá disminuyendo. Debemos preocuparnos si esta secreción aumenta, si se vuelve más espesa o empieza a oler mal.

Una ligera rojez en los bordes de la herida es normal (se puede apreciar en la foto de abajo) y es debido al proceso de cicatrización en sí. Los signos de alarma serían el aumento del dolor y de la inflamación de la zona, con incremento de la temperatura y la tensión de la piel alrededor de la abrasión.

 

Abrasiones Evolución

            Abrasiones Evolución

 

Rara vez aparecerá fiebre, por lo que no debéis guiaros por ese síntoma.

Ante la aparición de estos signos o cualquier duda, se debe consultar con un profesional.

 

Como veis, las abrasiones suelen ser heridas sencillas de manejar y con pocas complicaciones. Con estas 4 nociones básicas de cómo curar las abrasiones podréis estar disfrutando plenamente de vuestras vacaciones en pocos días.

Como resumen final: mantener la zona limpia, seca y protegida.

 

Por cierto, este artículo ha sido escrito por Cristina, médico especialista en traumatología.  Y las fotos han sido cedidas por nuestros amigos de @cruzandoelrubicon, que se pegaron una buena torta con la moto en Vietnam y Cristina les estuvo ayudando con las curas. 

 

Viajando no te la juegues y lleva siempre tu seguro de viaje. Nosotras viajamos y viajaremos con Seguros MONDO

Por ser nuestr@ amigo tienes un 5% de descuento en tu seguro

 

 

 💡 ¿Sabías que tenemos una sección exclusiva para la salud del viajero? Allí Cristina (que es la médico) escribe sobre cosas prácticas que nos han pasado durante el viaje y que creemos que son útiles para otros viajeros, desde qué vacunas necesitas en tu viaje, curar ampollas, detectar una apendicitis a tiempo o sacarse una sanguijuela!

 



Shares
Share This